sábado, 31 de diciembre de 2016

La importancia de organizar bien la información

Quizá nunca lo habéis pensado, pero una de las razones por las que el sistema operativo Windows de Microsoft se hizo tan famoso fue porque su usabilidad era tanta, que pudo llegar hasta los usuarios con menos conocimientos informáticos; y parte de esa característica la forman el sistema de directorios en el que está basado.


Los directorios son básicamente contenedores virtuales, un lugar donde almacenar archivos o información común, que van formando todo un árbol desde la carpeta más general hasta la más concreta. ¿Imaginas cómo sería buscar cualquier archivo en tu pc, si la única información que tuvieras es que se encuentra dentro de C? Y aún así, ya te estaría dando una pista, pues el sistema de nombrar con letras cada dispositivo de almacenamiento, también entra dentro de la categoría de directorio.
Es por eso que Windows se presenta de forma tan clara para aquellos a los que la informática no se les acaba de dar bien, y es que con tanta organización es fácil encontrar una manera automática de hacer las cosas, aunque no llegues a asimilar su funcionamiento. El orden es primordial para guiarnos por un sistema que no conocemos bien, y los genios de Microsoft supieron incorporar perfectamente ese concepto a su sistema operativo.
Y estoy convencido de que esta misma premisa puede ser perfectamente aplicada a nuestra vida diaria. Una rutina bien establecida, un sistema de orden claro y sencillo, y unas pautas bien definidas pueden ayudarnos a llevar un día a día que no nos llene de angustia, y nos permita realizar un montón de actividades de forma amena y con poco esfuerzo, si tenemos claro nuestras prioridades, nuestras virtudes y defectos, lo que se nos da mejor y, por supuesto, con un orden que nos ayude a acceder a toda la información que necesitemos en el momento en que la necesitemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario